El tarot Egipcio, el origen de todo tarot

El tarot Egipcio es una de las múltiples versiones  de las cartas de Tarot. Es considerada como el tarot más sagrado y la clave de todas las potencias y dogmas desde el punto de vista esotérico. Se caracteriza por ser muy preciso. Su estudio comprende el conocimiento de los colores, símbolos y los rasgos. Las imágenes representadas en cada carta son las del antiguo Egipto siendo fácilmente reconocibles por quien tenga un conocimiento básico acerca de dicha civilización. En su parte superior pertenece a una divinidad egipcia, con un componente más mental y espiritual y por la parte inferior hace reseña a un símbolo que ayuda perfeccionar el significado de la carta.

Tarot significa “Libro de Thot”, que era un Dios egipcio representado con cuerpo humano y cabeza de pájaro. Se dice que en el antiguo Egipto se creía que Thot era el Escriba de los Dioses y que escribía cada acto de la vida de las personas que lo rodeaban, hasta la llegada del día del juicio final. Thot está simbolizado en el tarot en la carta nº 54, el Examen, en la que se lo ve escribiendo. Y es de allí donde nace el tarot y donde por primera vez se mencionan los arcanos mayores y los arcanos menores.

Por lo cual, cada uno de los arcanos contiene dos servicios, uno espiritual y otro adivinatorio. Estos contienen la información de la mitología egipcia, recopilada en símbolos y signos esotéricos con reseñas e informaciones específicas. Donde observamos la letra hebrea correspondiente a la sabiduría de la Kábala  y su respectiva información astrológica. 

Lo diferente del Tarot Egipcio

Es importante saber que en el tarot egipcio no existen los cuatro palos: oros, copas, espadas y bastos, como en la mayor parte de barajas. Aquí los Arcanos Menores tienen su propio nombre, y representan escenas de la vida cotidiana del hombre. Su estructuración se basa en dos grandes grupos como todos; Arcanos Menores: los cuales consta de 56 cartas caracterizadas por escenas cotidianas de la vida y los Arcanos Mayores: los cuales consta de un total de 22 naipes numerados.

Por ese motivo, su estructuración consta de la siguiente manera; el mago que es el hombre, la sacerdotisa que es la mujer, la emperatriz que es la madre divina, el emperador, el jerarca que es el rigor la ley, la indecisión que representa el enamorado, el triunfo que es el carro de guerra, la justicia que representa el arcano de job, el eremita que representa la inacción, la retribución que es la rueda de la fortuna, la persuasión que es el león domado, el apostolado que es el sacrificio, la inmortalidad que es la muerte y resurrección,

Seguimos con la templanza que es el matrimonio, asociación, la pasión que es tifón bafometo, la torre fulminada que es la fragilidad, la esperanza que representa la estrella, crepúsculo que representa enemigos ocultos, la inspiración, que representa el sol radiante,  la resurrección, el regreso que representa la verdad, la corona de la vida y el loco.Por lo cual, muchos expertos que estudian y practican el tarot egipcio aseguran que no deben utilizarse convencionalmente con las lecturas a las que estamos acostumbrados. Sino que existen claves establecidas que incumben en nosotros, como es la intuición, un factor muy importante a la hora de leer el tarot egipcio.

Deja un comentario

Call Now ButtonLlama ahora